DESPUES DEL DESASTRE

 
   
  Tras el desastre se conoció la dura realidad, una cifra de muertos que aun no se ha podido cuantificar (probablemente cercana a los 13.000), la incierta suerte de los cautivos, el territorio perdido, que dejaba la circunscripción de Melilla reducida a ésta ultima plaza y un inmenso botín en armas y municiones que hacían a Abd el Krim mucho más fuerte.

Los cautivos fueron llevados por Abd el Krim al Banu Waryaghal con la intención de negociar su rescate con la autoridad española y al mismo tiempo aumentar su prestigio y autoridad entre los restantes rifeños

La cuestión de los cautivos, no fue resulta hasta Enero de 1923 gracias a la mediación del industrial vasco Horacio Echevarrieta, amigo del hermano de Abd el Krim al que conoció en Madrid.

El precio del rescate fue fijado en Axdir en la cantidad de cuatro millones de pts, una importante cantidad de dinero, que suscito una gran controversia en la península y en el propio protectorado, pues si bien había una opinión pública que presionaba para su pago, no es menos cierto que éste dinero sería empleado contra España sufragando la acción de Abd el Krim en el Rif.

Pocos días despues Abd el Krim recibía en Axdir (la efímera capital de la República Independiente del Rif) la baya con la que los sultanes de Marruecos se reconocían como soberanos, era el reconocimiento de su poder.

La baya de Axdir describe a Abd el Krim como: El hombre que ha venido ha imponer dos objetivos: Imponer la Ley Islámica y llevar a cabo una Jijad, guerra santa contra los cristianos, ambos objetivos son inseparables.

Tras Annual, Abd el Krim se dedicó a llevar una reforma en el modo de vida de los rifeños y a crear una administración de corte moderno. Nombró en cada Kábila un caíd, encargado de representarle, a fin de asegurarse la paz entre las tribus y la sumisión a su propio poder, suprimió el sistema de multas y construyo cárceles para castigar a los transgresores. Por primera vez había un gobierno en el Rif que intervenía en la vida privada de los rifeños, castigando a los hombres que maltrataban a sus mujeres y condenaba los adulterios, por primera vez el delito era una falta publica castigada por un poder supratribal y salía del ámbito de la vendeta.

El Gobierno suplió a los consejos de las Kabilas en la Administración de Justicia.

El sistema funcionó, se consiguió la paz social y aumentó la cohesión entre las Kábilas.

El antiguo sistema tribal fue cambiado por un poder central. A ésta centralización se opusieron los que fueron excluidos de éste poder. Entre ellos las hermandades religiosas, las taricas, que hasta entonces habían disfrutado de un poder económico y autoridad que Abd el Krim les arrebató y asumió para si mismo. Para afianzar su poder Abd el Krim se valió:

  • De un poder central donde los ministros eran o parientes suyos o personas cercanas a su persona
  • Una policía secreta que le informaba enseguida de cualquier intento de sedición.
  • Un ejercito regular que no solo servia para combatir a los españoles, sino también para reprimir cualquier conato subversivo.

Finalmente se doto de un buen sistema de comunicaciones, una red de telegrafía y de carreteras, construidas ésta en buena medida por los prisioneros españoles.

El siguiente paso de Abd el Krim, fue extender su poder. En 1923 su objetivo fue la Gomara, al Oeste del Rif, donde su poder llego a ser absoluto, no tuvo la misma intensidad en el Yebala al sur de Tetuan y que estaba gobernada por otro déspota: El Raisuli, figura de gran prestigio entre los indígenas y que en ese momento cooperaba con España, (Silvestre le propuso en su día para Jalifa).

Tras la llegada al Poder de Primo de Rivera y la retirada por éste de 29.000 soldados, Abd el Krim pudo incrementar su poder en el Yabala, atacando en junio de 1924 las posiciones españolas de la zona, en Septiembre la mayoría de éstas estaban asediadas.

La llamada retirada de Xauen, estuvo apunto de convertirse en un nuevo Annual, la retirada se convirtió en una operación muy difícil y el costo en bajas para el ejercito español fue muy elevado.

Tras la evacuación española los Ajmas, kabila hostil a España y a Abd el krim, fueron reprimidos con dureza por éste, desde la zona francesa se podían ver las aldeas arrasadas por los rifeños, después le llego el turno al Raisuly que fue capturado en su fortaleza de Tazarut, 1924 es el año de máximo poder de Abd el Krim.

Tras la victoria sobre los españoles Abd el Krim pone sus ojos en el valle del Uarga, en zona francesa forzado por la propia falta de recursos en que había quedado el Rif tras cuatro años de guerra, la necesidad de mantener su prestigio que se basaba sobre todo en los éxitos militares y la necesidad de someter a la tarica Darkauiya, en el territorio de los Banu Zarual que ejercían como foco de oposición a los Abd el Krim.

En Abril de 1925 los rifeños se lanzan al ataque de las líneas francesas que no pudieron contenerlo, en pocos días atraviesan el río Uarga y a principio de Junio, están a 40 Km de Fez, residencia de los sultanes.

Abd el krim exigió a los notables de Fez su reconocimiento como sultán, que estos rechazaron, a partir de aquí comienza su declive.Una conferencia Hispano-Francesa iniciada en Madrid pone las bases para un acuerdo de cooperación y acciones coordinadas contra el Rif.

En septiembre de 1925, comienza la contraofensiva española y el 10 de Septiembre los españoles desembarcan en la playa de la Cebadilla, al oeste de la bahía de Alhucema en lo que fue una gran operación anfibia, 16.300 hombres 104 buques y 88 aviones participaron en el desembarco, el 2 de Octubre los españoles toman Axdir. Los franceses a su vez atacaron por el sur hasta unirse a las tropas españolas.

Tras la infructuosa conferencia de Ouxda, donde no se consiguió la paz, las tropas hispano-francesas liquidaron la resistencia rifeña.

El 26 de Mayo de 1926 Abd el Krim se entregó a los franceses, continuando algunos focos aislados de resistencia hasta 1927.

"Me adelante a mi tiempo" manifestaría posteriormente Abd el Krim a la revista egipcia Al-Manar. En realidad había vencido a sus enemigos locales y unificado el Rif, pero no pudo resistir el esfuerzo conjunto de dos ejércitos europeos.

 
   
         
 

El Desastre Los Abd-Elkrim Fernandez Silvestre Los Rifeños CronologíaAmeziane Bereber